Zarpó el buque “Fortune Bay” con carbón de YCRT. Un hito que visibiliza el esfuerzo y sacrificio de los mineros y la optimización del sistema

3 Mar

Zarpó el buque “Fortune Bay” con carbón de YCRT. Un hito que visibiliza el esfuerzo y sacrificio de los mineros y la optimización del sistema

Tras concluir una exitosa operación de carga de carbón con destino a Brasil, el buque “Fortune Bay”, a las 20:30hs de hoy domingo 3 de marzo, zarpó del puerto de Punta Loyola cargado con nuestro carbón de Río Turbio, tal lo pactado en el contrato que oportunamente firmara esta Intervención, por el cual YCRT se comprometió a entregar en tiempo y forma nuestro mineral, constituyendo el primer envío en 6 años por el puerto carbonero, en este caso, hacia el mercado externo.

Culminados los trabajos de transporte y carga del carbón, YCRT realizó un análisis primario del resultado, en el cual todos los responsables de los sectores técnicos y profesionales que participaron en la operación, resaltaron la gran eficiencia que mostró el sistema, tanto en la extracción, como en el tiempo y puntualidad del transporte desde el yacimiento al puerto el cual incluyó 37 formaciones para el acarreo de miles de toneladas de mineral y fundamentalmente, algo que destacaron los observadores, fue el buen rendimiento y funcionalidad que ofrecieron las instalaciones ferroviarias, sobre las cuales se trabajó para que el flujo de ese transporte no se vea dificultado. En el mismo sentido, se hizo foco en el próximo paso que le permitirá a la empresa afianzar definitivamente la eficiencia del sistema de acarreo, que es el de invertir fondos para recomponer el parque de locomotoras.

La conclusión de los funcionarios que analizaron la operatividad en su conjunto, es que todo fue altamente satisfactorio, con un complejo ferroportuario el cual se comportó impecablemente, sin presentar inconvenientes ni los materiales ni la operación de los mismos, desempeñándose con total normalidad y sincronismo, las vías, las cintas transportadoras, las rotopalas, etc, en definitiva, todos los componentes de un sistema que se vuelve crítico, cuando alguna de sus partes no responden, dado que interfiere directamente en la actividad de carga y despacho del carbón.

Consecuentemente con la reactivación de YCRT ha llegado este día bisagra para el yacimiento de Río Turbio, pero todos en él, sin excepción, han sido parte indivisible de este éxito inicial que pone a todos eufóricos pero con los pies sobre la tierra. Nada de esto se puede conseguir con discusiones estériles, ni demoras, ni en soledad, ni disputando luchas estériles. Los funcionarios jerárquicos de cada área han reconocido la invalorable labor del sector de minas, el esfuerzo en los socavones para cumplir metas impostergables y el sacrificio doble de quienes quedaron con la responsabilidad de cumplir con la extracción de mineral necesaria para cubrir el cupo comprometido, a pesar del personal que se encuentra en uso de licencia y/o vacaciones, lo cual merma naturalmente el rendimiento y ralentiza el proceso; pero aún así, señalaron, el objetivo de productividad pudo ser alcanzado satisfactoriamente porque desde el minero del socavón, pasando por el personal de seguridad, el de abastecimiento, el administrativo etc, han funcionado coordinada y eficientemente para un logro común. Y nada puede graficar más el esfuerzo de los trabajadores de YCRT que la contundente frase de Henry Ford: “Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito”. Y la mayoría en YCRT ha entendido esto y hoy lo vivenciamos.

El Interventor de YCRT fue escueto en su apreciación sobre lo que acaba de ocurrir “Es un momento histórico y fundamental para nuestra empresa, porque con este barco zarpa la esperanza y el futuro de YCRT. Otra vez volvemos a soñar. Si no dejan de acompañarnos quienes realmente hacen el esfuerzo para que esto sea posible, aún por sobre los pocos que desean el fracaso y la postergación de YCRT, más temprano que tarde veremos la empresa próspera que nos propusimos cuando nos hicimos cargo en el 2016. Hoy es un hito y como tal lo que vivimos aquí en Punta Loyola. Ahora vendrán más contratos que estamos cerrando, más ganancias, más trabajo y eso, para los trabajadores de YCRT es libertad, independencia y para la cuenca, prosperidad”, dijo el Interventor.

Zeidán confirmó que todo el sistema ferroportuario funcionó a ciento por ciento y que la readecuación del puerto ha sido un punto clave a la hora de proyectar la nueva empresa, basada fundamentalmente en el esfuerzo fundamental que hacen los mineros en la primera etapa, la extractiva. Hoy, teniendo a la vista este “buque testigo” que acaba de zarpar, no dudó en sostener que se generó la confianza necesaria para no bajar los brazos y continuar creyendo que éste y no otro, es el camino correcto para lograr el despegue definitivo.

EmailFacebookWhatsAppTwitterLinkedInGoogle+Share