YCRT ante los nuevos cambios

21 Jun

YCRT ante los nuevos cambios

Ante el cambio de autoridades a nivel nacional en organismos claves del cual depende el desarrollo y el presupuesto de funcionamiento de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, considerando que tales cambios son una variante del gobierno para revitalizar la gestión tras la apuesta política hecha por el presidente de la Nación luego de casi tres años de esfuerzos compartidos por esta Intervención junto a las autoridades del área de energía, no podemos dejar de reconocer la gran gestión de Juan José Aranguren ex Ministro de Energía quien, especialmente con nuestra empresa, tuvo la paciencia necesaria, la entereza y la firmeza suficiente para llevar adelante la reconversión del yacimiento, el cual, lamentablemente, hasta el momento no fue posible completar debido a la intransigencia de los gremios.

Los esfuerzos de esta Intervención prosiguen y es nuestra obligación poner en conocimiento de las nuevas autoridades, como el Ministro de Producción Dante Sica, los avances que hemos logrado en estos dos años y medio en todo este proceso de reconversión en cual estamos empeñados, pero también remarcar los impedimentos que tuvimos para coronar con éxito la Nueva YCRT que pretendemos poner de pie. Nuestro compromiso de hacer a la empresa sustentable y productiva sigue vigente, sin embargo, tanto los trabajadores del yacimiento como los pueblos de la cuenca deben comprender el marco en el cual se generan estos cambios y lo que ello puede implicar. Después de más de dos años y medio los gremios siguen discutiendo con nosotros cuestiones básicas acordadas previamente en las mesas de negociaciones sobre las cuales inmediatamente han interpuesto cuestionamientos y problemas que impidieron avanzar en la adecuación de los salarios o en los nuevos Convenios Colectivos de Trabajo, cuando ese es un tema excluyente en todo este proceso; ellos lo saben pero aún así nos han cambiado permanentemente el juego y esto produce un desgaste en la buena voluntad del gobierno nacional que no es bueno ni apropiado provocarlo.

Sin duda cambia, varía el paradigma. Las nuevas autoridades puede que tengan otro enfoque y en todo caso nosotros debemos adecuarnos, pero es imprescindible que a nivel gremial y social se asuma con plena conciencia las implicancias que acompañarán las decisiones tomadas por todos los actores en este proceso y se piense y actúe con madurez y de manera sensata. Nuestro compromiso como empresa continúa intacto y así lo hemos planteado al gobierno nacional y a los gremios, en cada oportunidad que tuvimos. Debemos seguir los procedimientos y ser fieles a nuestras convicciones pero sin perder de vista el contexto de país donde actuamos y actuar en función de la crisis que nos toca vivir por cuestiones multicausales, pero que indudablemente requiere de todos nosotros el esfuerzo suficiente para poner a YCRT a producir carbón, haciendo los sacrificios necesarios para cumplir esos objetivos. Si no proyectamos la sinergia necesaria y suficiente en pos de este bien común, seremos los propios actores quienes sepultaremos las esperanzas del futuro soñado. Por todo ello, desde la Intervención consideramos que es tan importante lo que hagamos y cómo lo hagamos todos en conjunto de acá en adelante; de acuerdo a ello, será tan bueno o malo el resultado que podamos conseguir y dependerá exclusivamente, de las acciones emprendidas desde este preciso momento.

EmailFacebookWhatsAppTwitterLinkedInGoogle+Share