Dirigentes de ATE volvieron a provocar desmanes y dejaron al Jefe de Asuntos Jurídicos de YCRT en terapia intensiva del hospital local

17 Feb

Dirigentes de ATE volvieron a provocar desmanes y dejaron al Jefe de Asuntos Jurídicos de YCRT en terapia intensiva del hospital local

Una nueva arremetida de los violentos que han tomado virtualmente de rehenes a los trabajadores de YCRT, se produjo ayer por la tarde en las oficinas de la empresa, con el lamentable saldo de una persona mayor afectada gravemente en su salud, debido a la acción vandálica de quienes dicen representar a ATE, a raíz de lo cual sufrió una grave descompensación y como consecuencia de ello, permanece internado en Terapia intensiva del hospital de la cuenca, mientras los médicos buscan estabilizarlo para derivarlo con urgencia a Buenos Aires en las próximas horas.

Se trata del Dr Juan Pons, quien se desempeña como Subgerente de Asuntos Jurídicos de YCRT. Pasado el mediodía, Pons recibió al Secretario de ATE Río Turbio, Miguel Páez, quien le había solicitado la reunión, con el fin de conversar sobre aspectos de la crisis que vive la empresa. El dirigente gremial le pidió al funcionario que lo acompañara al SUM (Salón de Usos Múltiples) porque “iban a estar más cómodos” y cuando llegaron al lugar, había allí reunidas unas cincuenta personas (hombres y mujeres) que verbalizaban todo tipo de reclamos, improperios, insultos de grueso calibre y agresiones hacia la Intervención, pero también hacia el funcionario quien había respondido amablemente a la requisitoria de ATE.

El nivel de agresión fue de tal magnitud, que el abogado de la empresa, visiblemente conmocionado por la violencia que se desplegaba a su alrededor y la amenaza a su integridad física, comenzó a sentir una descompensación, la cual fue advertida por muchos de los presentes; aún así, continuaron sus ataques y reclamos salvajes.

Al mismo tiempo que lo insultaban, porque pretendían que el Dr Pons firmara un documento el cual el funcionario se negaba a formalizar, los integrantes del grupo de ATE se encargaban de destrozar todo dentro del SUM. De hecho, en las fotografías y en las filmaciones de las cámaras de seguridad, se puede apreciar el grado de salvajismo y violencia que emplearon en contra de la empresa que “supuestamente” defienden, pero más grave aún, acorralando cobardemente a un hombre solo, indefenso y mayor, que no podía procesar todo ese nivel de violencia desatado en contra de él.

En esos minutos de locura, insensatez, cobardía y vandalismo explícito, que ayer ATE comenzó a poner de manifiesto contra el patrimonio de la empresa, domicilios y autos de los funcionarios y del Interventor, como así también contra la casa de sus padres, arrancaron las cortinas, orinaron por todos lados, descolgaron un cuadro con la fotografía del presidente Macri y lo rompieron contra el piso.

En ese momento, una de las mujeres del grupo, advirtió que el Dr Pons era víctima de una descompensación; transpiraba y palidecía casi al borde del desmayo. En esa instancia, el subgerente fue atendido por personal médico de la empresa, lo colocaron en una silla de ruedas y lo alistaron para llevarlo al hospital de la localidad. Desde YCRT, entonces, llamaron a la guardia médica del hospital de Río Turbio, pidiéndole una ambulancia para el traslado del paciente y aún cuando solo hay algo más de 100 metros del nosocomio, el Dr Escalante, médico de turno, les negó la asistencia y dijo, ante la sorpresa de quien lo había llamado, que “no les iba a mandar la ambulancia”.

El Dr Escalante, en un médico joven que no hace mucho arribó a Río Turbio y si bien no se sabe aún si es coincidencia o tiene íntima relación con el contexto de violencia que se vive en la cuenca contra los responsables de YCRT, lo cierto es que el facultativo es sobrino del actual intendente Atanasio Pérez Ozuna, ex Interventor de YCRT, principal armador/ejecutor de la mayor corrupción que atravesó al yacimiento en la década pasada y quien hoy encabeza las marchas de protesta batiendo el caos social, cuando está a un paso de ir preso por malversación de fondos públicos, corrupción, cohecho y varios delitos cometidos bajo su gestión, al frente del yacimiento, por la misma causa que Julio De Vido está detenido en Ezeiza.

Inmediatamente la Dra Marcela Lillio, médica de YCRT, llamó a la ambulancia de la empresa, apostada en el módulo 5, a unos 7 kilómetros de distancia y luego de varios minutos, el Dr Pons pudo ser trasladado al hospital para su atención.

La gravedad de su descompensación, hizo que debieran internarlo en Terapia Intensiva, donde permanece aún y se espera que una vez estabilizado, pueda ser derivado a la ciudad de Buenos Aires para realizarle los chequeos correspondientes en un centro de mayor complejidad y diagnosticar puntualmente qué tipo de afección sufrió, evidentemente, debido al fuerte estrés que padeció a partir de la violenta situación que le hicieron vivir estos inadaptados.

Otros hechos

La dirigencia de ATE, realizó hoy un verdadero periplo de vandalismo, poniendo en peligro, no solo los bienes y propiedades de gente de la Intervención, sino la vida de ellos y sus familias. En este sentido y más allá del grave incidente con el señor Pons, estos grupos descontrolados y fuera de toda racionalidad llegaron al sector de electromecánica de minas, entre 3 acorralaron al señor Pedro Borda y lo presionaron con el fin de que rectifique el informe realizado el día anterior, en la cual el jefe del área había expuesto sus molestias por la manifestación de ATE que terminó en destrozos y acciones violentas. En ese estado, este grupo de inadaptados los tuvo 3 horas privado de su libertad.

De allí se trasladaron a otros sectores de la empresa como los Talleres, Abastecimiento y la Administración, mostrándose en todos los casos sumamente agresivos, pateando y rompiendo todo lo que encontraban a su paso, insultando a las autoridades, al gobierno nacional y a la Intervención, especialmente, con actitudes amenazantes hacia quienes estaban allí cumpliendo alguna tarea.

Alrededor de las 17:40 este conjunto de ATE se reunió en boca de Mina 5 y allí, decidieron los pasos a seguir; es decir, continuar con sus ataques salvajes a todo lo que tenga que ver con la empresa y sus funcionarios. En varias camionetas de su propiedad, buenos autos y un despliegue de impunidad que hacía temer a cualquiera que se los cruzara, llegaron hasta Río Turbio y en primer lugar atacaron la casa del Jefe de departamento de Talleres, Ingeniero Horacio Reynoso frente a cuyo domicilio realizaron un escrache; posteriormente se dirigieron a la casa del Gerente de Servicio Minero, Walter Gerez, a quien le bajaron todos los vidrios. Cuando llegaron al domicilio del Ing Sergio Lumachi, Coordinador General de YCRT (Nº 2 de la empresa) ingresaron a su casa rompiendo el portón del garage, sacaron cuatro cubiertas de su interior, se robaron dos y dos las quemaron frente a la vivienda, apedrearon las ventanas, desparramaron basura en su frente y realizaron pintadas en las paredes del edificio.

Finalmente la recorrida vandálica se completó con una recorrida por el domicilio del Jefe de Preparación principal, el Segundo Jefe del mismo área y el Jefe de Producción de YCRT. Para terminar esta ronda de destrucción y ataques a la propiedad, la horda llegó hasta el Hotel Patagonia y allí también produjeron desmanes, lugar donde YCRT suele hospedar a personal que llegan a la cuenca y provienen de Buenos Aires u otros lugares.

En este marco y tras los acontecimientos que describimos, el Interventor Omar Zeidán fue inflexible en su posición: “Esto no queda así. Todos van a ser denunciados ante la justicia y tendrán que hacerse cargo de las responsabilidades que les cabe. Ser patotero y vándalo no va a ser gratis en YCRT. Van a pagar como corresponde por los daños que hayan cometido y los que cometan. Lamentablemente, esta vez, pusieron en riesgo la vida de un buen hombre, pero no podemos pedirle agua a las piedras. Ayer demostraron que no tienen la mínima capacidad de reflexionar y por eso les pido a los verdaderos trabajadores de YCRT, que no se dejen arrastrar por los grupos radicalizados que pretenden sembrar el caos, buscando que nada cambie para ellos. Nosotros desde la Intervención estamos decididos a seguir adelante, porque nos hemos comprometido ante el Presidente Mauricio Macri, en levantar el yacimiento en el corto plazo. No hay opciones en este sentido; y vuelvo a hablarle a la gente de bien, al minero honesto, al tipo que trabaja todos los días: estamos en una seria encrucijada, que va a marcar el futuro, no solo de YCRT, sino de toda la cuenca. La empresa se reactiva y se hace productivamente rentable, o se cierra. Es una cuestión de elección. Nosotros hacemos el esfuerzo por salvarla, habrá que ver quién y cuántos nos quieren acompañar en esta cruzada y quién, quiénes o cuántos prefieren postergar definitivamente nuestras comunidades”, concluyó Zeidán al respecto.

EmailFacebookWhatsAppTwitterLinkedInGoogle+Share