Cobarde ataque a la casa de los padres de Omar Zeidán, el funcionario por el cual Julio De Vido está preso

16 Feb

Cobarde ataque a la casa de los padres de Omar Zeidán, el funcionario por el cual Julio De Vido está preso

A raíz del ataque vandálico sufrido esta tarde en la casa de los padres de Omar Zeidán, Interventor de YCRT en la ciudad de Río Turbio (Santa Cruz), mientras el funcionario se encuentra en Buenos Aires buscando una solución para el conflicto que enfrenta el yacimiento, dolido, molesto y preocupado, se expresó abiertamente sobre lo acontecido en la cuenca, donde su vehículo y la casa donde vive él y varios gerentes, fueron pintadas con aerosol y no contentos con esto, un grupo de inadaptados, visiblemente identificados con ATE, liderados por Alejandro Garzón (Secretario General de ATE Santa Cruz) y Miguel Páez (ATE Río Turbio), se trasladó hasta la casa donde viven sus padres jubilados y frente a la puerta principal quemaron cubiertas, profiriendo insultos de todo tipo, ejerciendo una violencia injustificada hacia su familia y particularmente hacia su madre, una jubilada docente por cuyas aulas han pasado gran parte de los padres e hijos del Turbio y quien goza de una elevada estima y cariño entre los habitantes de la cuenca.

Cobardes y desesperados, atacaron la casa de mis padres de manera irracional y sin sentido, comenzó diciendo Zeidán: En todo este plan siniestro, del cual ni el pueblo de Río Turbio ni los mineros son parte, aparece la mano política de un kirchnerismo exacerbado que utiliza a la dirigencia de ATE para ejercer por la fuerza lo que no pueden imponer por la razón y muchos de estos que se dicen “dirigentes” mandan a menores a romper, en muchos casos a sus hijos, como los vimos ayer en nuestro pueblo. Pero lejos de amedrentarme y que en nuestra gestión bajemos la guardia, nos sentimos más fuertes que nunca y no nos van a desalentar estos bárbaros, títeres de oscuros personajes de la política de mi provincia, que desde las sombras promueven el caos, aún cuando ello incluya atacar la casa de mis padres, remarcó el Interventor: son parte de los mismos que frustraron las últimas negociaciones y se levantaron de la mesa de acuerdo sin siquiera escuchar qué teníamos para decir. Son los que no quieren acordar, necesitan romper a cualquier costo, añadió.

Mis padres son jubilados que han trabajado toda su vida; mi madre es docente jubilada y por su aula pasaron generaciones de niños que hoy son padres, hijos y nietos. En Río Turbio la respetan y la aman y esto, indudablemente, no lo hizo un rioturbiense, lo hizo la mano de obra desocupada que el kirchnerismo encontró en ciertos personajes de ATE, que como el Secretario General Garzón, a la mañana estaba cortando una ruta en Río Gallegos y a la tarde quemando cubiertas frente a la casa de mis viejos en Río Turbio, afirmó.

Rápidamente repasó los desmanes que provocaron en la cuenca: Esta patota prendió fuego el portón de la casa de la Intervención, pintaron con aerosol los vehículos oficiales y los particulares de todos nosotros, rompieron los vidrios en la casa de un funcionario de Recursos Humanos, se fueron hasta el domicilio del Jefe de Abastecimiento de la empresa, le rayaron todo el auto y le vandalizaron la casa y de ahí, se fueron hacia la casa de mi madre, le pegaron al cuidador, le quitaron una Tablet que tenía en su poder y se la prendieron fuego, entre otros desmanes cometidos por estos inadaptados, relató Zeidán y remató señalando: ésto, claro está, no es una protesta, es un acto de delincuencia común, de vándalos que utilizando una causa, la cual para nada defienden, actúan en nombre de sectores políticos donde se esconden los ideólogos de esta barbarie, pero como ellos no se animan a dar la cara, mandan a energúmenos pagos a atacar a débiles e inocentes, que como mis padres, nada tienen que ver en todo esto, dijo.

Finalmente Zeidán acotó: En YCRT, nuestra Intervención ha cortado todos los negocios, ha puesto las cosas en su lugar, estamos en proceso de recuperación y hoy el norte está en hacerla altamente productiva y rentable. Pero lo sucedido hoy no es casual. Nos quieren asustar los mafiosos de siempre, los que ayudaron a saquear el yacimiento y a quienes personalmente, con las denuncias que realizamos en el 2016, les metimos preso a su jefe máximo: a Julio De Vido. No es raro, entonces, ver que estos reaccionarios actúen en defensa propia, de sus propios intereses, de sus bolsillos y en ese marco, ataquen indiscriminadamente a mi familia. Pero estoy seguro que están solos, que el pueblo los repudia y nadie en la cuenca apoya a estos bárbaros oportunistas cuya impotencia y desesperación por la vida prebendaria y fácil que llevaron durante más de una década y hoy perdieron, los hace caer en la bajeza y la violencia, que más temprano que tarde, los va a llevar a dar cuenta ante un Tribunal o a la cárcel, concluyó.

Share